Tiempo de mocos

cold winter tablet hot
Photo by Pixabay on Pexels.com

Ya llega el frío,  y con él un sinfín de virus que causan síntomas como mocos,  fiebre,  erupciones cutáneas,  entre otros…

Por lo general,  los síntomas más agudos y molestos duran un par de días… Y otros como los mocos suelen durar hasta más o menos a mediados de abril o mayo.

En la mayoría de casos, nos encontramos con leves resfriados que se tratan con mucho amor,  calditos calientes y suero fisiológico.

Pero en ocasiones,  sobretodo los más pequeños y niños con problemas respiratorios de base,  este simple resfriado se convierte en algo más grave.  En estos casos la respiración se acelera, aparece tiraje intercostal,  ruidos al respirar,  mucha mucosidad,  cansancio,  dificultad para la alimentación… Síntomas que van más alla de lo que consideramos «normal» . Y es en estos casos en los que los peques necesitan ser ingresados en una unidad de pediatría para la observación, el tratamiento y el seguimiento de lo que en la mayoría de casos serán bronquitis,  bronquiolitis y pneumonias.

Los tratamientos son personalizados para cada niño,  según su clínica, edad…  Pero la base siempre será la misma:

1- Prevención : la más importante.  Lavarse las manos cada vez que se tiene contacto con el enfermo o cualquier material que esté en contacto.  Reducir las visitas,  sobretodo de otros niños.

person washing his hand
Photo by Burst on Pexels.com

2- Lavados nasales con suero fisiológico.  Muy importante,  nos ayuda a hidratar y fluidificar el moco para así eliminarlo con mayor facilidad.  Sobretodo los bebés que todavía no saben toser,  ni mocarse,  les ayuda mucho.  De manera que el moco no se quede estancado y se sobreinfecte.

3- Tratar los síntomas como la fiebre.  Para ello tenemos las medidas físicas como baños o paños con agua templada,  no sobreabrigar,  y medidas farmacológicas como el uso de paracetamol e ibuprofeno en las dosis específicas para cada niño.

baby inside white bathtub with water
Photo by Henley Design Studio on Pexels.com

4- Para la insuficiencia respiratoria el tratamiento es muy variado. Broncodilatadores,  tanto nebulizados como inhalados,  soporte ventilatorio,  con o sin ayuda de oxígeno,  entre otros.

En la mayoría de casos se recomienda fraccionar las comidas,  harcelas de menos cantidad pero más veces al día. Algunos niños necesitaran un soporte con alimentación por sonda nasogástrica o alimentación parenteral.  En los casos más graves los pequeños deben ser sedados e intubados y depender de un respirador o un tratamiento sustitutivo llamado ECMO.

 

left human injected with hose on white textile
Photo by rawpixel.com on Pexels.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *