Productos tóxicos

Hogar: ese lugar donde nos sentimos seguros, refugiados, lugar donde descansar, desconectar o volver a conectar con la familia… ¡¡Y fuente de tóxicos!!

Pero, ¿a qué nos referimos cuando hablamos de tóxico? A grandes rasgos podemos decir que se trata de una sustancia, que en contacto con ella, puede producir daño o incluso la muerte.

De manera que cuando decimos tóxicos en el hogar hacemos referencia a productos de limpieza, desinfección, medicamentos, bebidas alcoholicas, productos de la mala combustión de calentadores y estufas, fuga de gas..

Ya veis, no acabaríamos la lista. Y no sólo hay un montón de sustancias, sinó que podemos interactuar con ellas de muchas maneras. A continuación veremos qué debemos hacer en cada caso:

Ingestión

Quizás esta sea la manera de vernos expuestos a sustancias que con más frecuencia nos vamos a encontrar.

Para evitar que nuestros hijos puedan ingerir cualquier sustancia nociva, lo mejor es la prevención. ¿De qué manera? Pues situando los recipientes y envases de los productos de limpieza en un armario que no puedan acceder con facilidad, si es posible a una altura mayor a la de nuestros peques y mejor si está asegurada con un bloqueo. Por supuesto que desde pequeños les tenemos que explicar y enseñar que estos productos son peligrosos, sino nunca entenderán el porqué de tanta dedicación a que ellos no lo toquen.

En general, los envases, disponen de tapones de seguridad. Pero no subestimes las habilidades de tus hijos.

¿Y si aún así toman parte del producto o el producto entero?

Lo primero será quitar la sustancia tóxica del niño. Si tiene algo sólido en la boca, hay que retirarselo, pero no se debe hacer a ciegas, o podríamos hacer que se lo tragara accidentalmente.

Seguidamente llamaremos a información toxicológica : 91 562 04 20

Deberemos indicar qué ha tomado, si disponemos de la etiqueta del producto genial.

En el caso que nos digan de ir al hospital, no hay que demorarse, ya que algunos tratamientos hay que iniciarlos antes de la primera hora después de la ingestión o pierden eficacia.

Es muy importante llevar, siempre que se pueda, al hospital el envase del producto para que los profesionales puedan identificar el principio activo del producto ingerido.

Popularmente se dice que hay que dar leche o aceite a los niños, pero es un error. No hay que darles nada, a no ser que los profesionales digan lo contrario.

Tampoco se debe provocar el vómito.

Contacto

En caso que el contacto haya sido con las manos, ojos, u otra parte del cuerpo, lo primero que haremos es ponernos guantes.

Seguidamente le retiraremos la ropa y lavaremos al pequeño en la ducha con agua templada a chorro durante 20 minutos. Nada de bañeras…

Inhalación de gases o humos

Lo primero que haremos será abrir las ventanas y ventilar la estancia.

Es importante no encender la luz ni conectar ningún interruptor, ya que podríamos provocar una explosió y/o incencio.

Salir inmediatamente al aire libre y llamar al 112.

Si el pequeño está inconsciente y SI respira, lo tumbaremos de lado y lo observaremos hasta que llegue la ayuda.

En caso de estar inconsciente y NO respirar iniciaremos la reanimación cardiopulmonar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *