Gripe

Un año más entramos en temporada de gripe. La gripe o influenza son una serie de virus que al contagierse producen síntomas en las vías respiratorias, fiebre y debilidad muscular, dolor de cabeza, graganta e incluso pueden aparecer síntomas digestivos como dolor de barriga, vómitos.

El virus más común es el de gripe A, pero también nos encontramos con gripe B y C, en la actualidad. Los síntomas que producen son similares, e incluso a veces nos podemos contagiar de más de uno a la vez.

El contgio es a través de las gotitas que se propagan al estornudar o toser. Y algunas veces por el contcto directo. Por lo que procuraremos poner la mano al toser y estornudar, y seguidamente nos la lavaremos con agua y jabón, no compartiremos vasos, etc.

Los síntomas aparecen un día después del contacto y contagio. La fiebre suele durar unos 3 días y el resto se síntomas entre 5 días y una semana, aunque puede ser que la debilidad nos dure hasta dos semanas. Se conoce como astenia postviral.

¿Cómo podemos prevenirla?

La vacunación es la herramienta más eficaz hasta el momento. Tiene una eficacia de entre el 50% y el 80%.

Hay que tener en cuenta que el cuerpo tarda más de dos semanas en crear inmunidad, de modo que si la administramos y a los 4 días estamos en contacto con alguien con gripe, lo más probable es que acabemos desarrollando la gripe, por mucha vacuna que nos hayan puesto.

Las personas que deben vacunarse son los ancianos y personas que estén en contacto directo (familaires, cuidadores…), personal sanitario, personas con enfermedades respiratorias (epoc, asma, etc.) , crónicas (diabetes, insuficiencia renal, etc), niños de riesgo (prematuros, patologías asociadas, etc), embarazadas, madres que dan el pecho, inmunodeprimidos, cualquier persona mayor de 6 meses que desee vacunarse.

La vacuna se debe administrar cada año, ya que el virus va cambiando año tras año.

Los niños menores de 9 años recibirán dos dosis esta temporada de la gripe si recibieron menos de dos dosis de la vacuna antigripal antes de julio de 2017. Esto incluye a los niños que se vacunen contra la gripe por primera vez. Los niños menores de 9 años que hayan recibido por lo menos dos dosis de la vacuna antigripal previamente (en la misma temporada o en temporadas diferentes) solo necesitarán una dosis. Los niños mayores de 9 años solo necesitan una dosis de la vacuna.

Las personas con alergia al huevo deben comunicarlo antes de su administración ; ya que la vacuna contiene trazas de huevo. Desde la CDC comunican que no hay problema en administrar la vacuna en personas con alergia al huevo, pero siempre es mejor estar preparado y prevenir complicaciones.

La vacuna está contraindicada en dos casos. El primero en aquellas personas con Síndrome de Guillain-Barre, y el segundo en personas que hayan experimentado una fuerte reacción a la vacuna en anteriores ocasiones.

Los efectos secundarios de la vacuna son mínimos: hinchazón, dolor y enrojecimiento de la zona de punción.

En general la gripe no es peligrosa en sí, pero en colectivos antes nombrdos puede ser hasta mortal. De modo que debemos crear conciencia y prevenir que personas más desfavorecidas ante la gripe la contagien. La manera más eficaz es vacunando.

No hay tratamiento para la gripe. Se pueden aliviar los síntomas con paracetamol e ibuprofeno. Se desaconseja el uso de aspirina por poder padecer síndrome de Reye en niños.

Hay que recordar beber muchos líquidos para no deshidrtarnos, y evitar ir al colegio, trabajo, casal de abuelos mientras tengamos la gripe.

En ocasiones la gripe debilita el sistema inmunitario y otros microorganismos aprovechan para colonizar e infectar. También el aumento de secreciones puede provocar una sobreinfeccion respiratoria y pneumonia. Por eso debemos consultar al médico si los síntomas perduran más de lo normal.

Así que ya sabéis, a vacunaros!! Y si os contagiais, muchos mimos y besitos que todo lo curan.

Gripe según la OMS

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *