Escarlatina

La escarlatina, esa enfermdad que suena a viejo, antiguo… De esas enfermedades erradicadas que ya no se oye hablar… Pero todo lo contrario, en realidad es una afección bastante corriente.

A diferencia de antes, la escarlatina no suele ser grave, ni tener efectos secundarios graves, como antaño debido a su rápido y eficaz tratamiento.

La escarlatina está producida por una bacteria llamada Streptococo pyogenes. Esta bacteria es la misma que produce las molestas anginas, pero en esta ocasión la bacteria libera una toxina capaz de producir un exantema (manchas rojas en la piel) generalizado.

Scarlet-Fever-health-300x203

A parte del exantema (que aparece a partir de las 12 horas de iniciar los otros síntomas) , aparece la fiebre, dolor en el cuello, lengua de color rojo intenso (como una fresa), o blanquecina con puntos rojos.

Hay veces que se puede acompañar de ganglios inflamados, cefalea (dolor de cabeza), cansancio, vómitos, etc.

Es característico de la escarlatina el exantema: se suele iniciar en cara y cuello, y se va extendiendo poco a poco por el resto del cuerpo de arriba a abajo. Suele durar entre 3 y 7 días. Si se palpa las rojeces, suele tener relieve y raspar un poco.

Al desaparecer, es común, la descamación también de arriba a abajo.

Se transmiten a través de las gotas de saliva, al toser y/o estornudar. De modo que es fácil y habitual el contagio.

El diagnóstico se hace a través de la clínica, aunque el análisis de una muestra de la faringe en el laboratorio lo puede confirmar.

Por suerte, el tratamiento es sencillo si se hace correctamente. El pediatra seguramente indicará tomar antibiótico de la familia de la penicilina durante unos 10 días. Pero siempre bajo prescripción médica.

Por el momento no hay forma de prevenir el contagio, más que las medidas de higiene que ya todos conocéis cómo el lavado de manos y evitar que los objetos pasen de boca a boca en los más pequeños.

Algunas ocasiones surgen complicaciones como la fiebre reumática o la glomerulonefritis postestreptocócica, que afecta al riñón. Pero no suele aparecer si se hace el tratamiento correctamente.

Como en la mayoría de afectaciones infecciosas, los niños podrán ir al cole después de haber estado como mínimo 24 horas sin fiebre.

Espero que este post os haya resuelto las dudas sobre la Escarlatina.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *