Botiquín

Con los años vamos creando nuestro rinconcito en casa, ya sea en una caja de cartón, un neceser, un armario del baño, o de la cocina… Donde guardamos todo lo relacionado con las curas.

Con esto me refiero a tiritas, termómetro, iodo, medicamentos…

A veces pasan años hasta que utilizamos algunos de los objetos que guardamos, e incluso a veces hasta se nos caducan.

Pero cuando tenemos hijos…. Aaay cuando tenemos hijos… Cuando tenemos hijos, lo utilizamos a menudo.

¡¡No sabéis lo que llegan a curar estas tiritas monísimas de dibujos!!

Así que hoy os voy a dejar un listado de esos imprescindibles que deberíamos tener todos en casa, en nuestro botiquín casero:

  • Gasas estériles y no estériles
  • Tiritas
  • Esparadrapo
  • Suero fisiológico
  • Termómetro
  • Tijeras de punta redonda
  • Desinfectante tipo clorexhidina
  • Antitérmico (paracetamol, ibuprofeno)
  • Jeringas
  • Venda elástica tipo crepe y de algodón
  • Algunas cremas para aliviar los síntomas de picaduras de insectos o para quemaduras
  • La canción cura sana culito de rana
  • Muchos mimos y besitos

A grandes rasgos esto es lo que se necesitaría en casa para atender esos pequeños accidentes habituales en el hogar.

En casos especiales y específicos deberemos tener otros materiales. Por ejemplo, si nuestro hijo es alérgico deberemos tener un antihistamínico prescrito por el médico siempre a mano con la dosis escrita en la caja para que qualquiera sepa cuanto administrar. Si nuestro hijo tiene bronquitis de repetición, asma u otras afecciones respiratorias deberemos tener la máscara para las inhalaciones y los inhaladores a mano.

Es importante revisar las fechas de caducidad.

Y los productos caducados o usados (jarabes abiertos hace más de dos semanas, antibióticos utilizados que sobran, etc.) debemos llevarlos a la farmacia para insertarlos en un punto SIGRE. Nunca hay que tirar medicamentos en la basura de casa, ni por el desagüe… Es labor de todos cuidar el medio ambiente y evitar crear resistencias a antibióticos por el mal uso de estos.

Así que ahora que ya tenemos el botiquín bien preparado ya nos podemos relajar y estar tranquilos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *